Vida Sana

¿Querés cambiar algo? Buscá lápiz y papel

Observar y tomar nota de los hábitos que uno quiere modificar es una útil herramienta.

Julián, un niño de nivel primario, llega con frecuencia a la dirección, por reaccionar agresivamente con sus compañeros. No provoca las situaciones, pero aparentemente no sabe cómo salir de ellas.

Un día lo recibe Claudia, una directora que se dedica apasionadamente a la tarea docente desde hace 40 años. Lo atiende amablemente, observa su enojo, sus ojos llorosos y su interés por explicar lo sucedido. Inmediatamente le sugiere una tarea mientras ella sigue con sus labores. Le pide a Julián que relate detalladamente por escrito que fue lo que ocurrió, desde el principio hasta el final, todo. El nene, sorprendido, comienza a escribir cada detalle de lo sucedido.

 

Cambio personal: ¿siempre de adentro hacia afuera?

No fue tarea fácil, llevó mucho tiempo. Cuando Julián entregó su relato, Claudia lo leyó con mucha atención y expresó cuánto comprendía lo sucedido. El chico se sintió aliviado.

Claudia le sonrió y le hizo un último pedido: “Julián, te pido que vuelvas a leer todo lo sucedido y descubras en qué momento de esta historia vos podrías haber hecho algo diferente”.

Julián leyó el relato sin apurarse, como un cuento. No tuvo mucha dificultad para contestar a este pedido, lo anotó, y volvió a su aula.

 

7 pasos prácticos para cambiar de hábitos con éxito

Cuando podemos “darnos cuenta” que el poder de cambiar las cosas es a partir de nosotros mismos, podemos cambiar acciones frente a todas las situaciones, lo que no podemos es evitarlas o cambiar a los demás. Si “es otro” el que tiene “la culpa de lo que hago o me pasa”, es “ese otro” el que tiene el poder de decidir cómo termina mi historia. En todas las historias de vida que nos contamos está la posibilidad de hacer algo diferente.

Un cambio de hábito tiene que ver con la experiencia de Julián, quien luego de expresar sus emociones en el relato, recibir afecto y comprensión, pudo distanciarse de lo ocurrido y poner a prueba toda su creatividad al ser un observador diferente de su propia experiencia.

Es valioso escribir, tener un cuaderno, relatar, explorar, sacar de la confusión de la mente los relatos y ver desde otro lugar aquello que me cuento una y otra vez como acciones automáticas imposibles de cambiar.

Comenzamos con el cuaderno

Te propongo que durante los próximos días de la semana te observes y tomes nota de aquel hábito que estás intentando cambiar. Podría ser (por ejemplo) decidirte a cambiar tu comportamiento desordenado en tu forma de comer. Empezá a escribir lo que te das cuenta que podrías hacer de una manera diferente. Desde el principio hasta el final. Buscá que parte podrías cambiar, una acción, una palabra, un horario, un pensamiento, y quitarle la fuerza oculta de tu automatismo. Leé todo lo que escribiste cuando quieras.

  • ¿En qué momento entre las sutiles acciones que conforman ese hábito puedo hacer algo diferente?
  • ¿Quiero cambiar?
  • ¿Cuántas veces estoy dispuesto a intentarlo, a ensayar otras posibilidades?
  • ¿Cuánta paciencia tendré conmigo mismo cuando las cosas no salgan como quiero?

Te invito a comprometerte, a hacerte la promesa de mantener el rumbo. Te invito a ser infinitamente amoroso/a con vos mismo frente a la incomodidad y el miedo que genera lo nuevo. A veces el abrazo y la comprensióncon uno mismo nos permite dar el paso y cambiar.

*Laura Morselli es coach ontológico e instructora de meditación y mindfulness. Forma parte del equipo de Comer Despierto.

 

 

Fuente: http://www.clarin.com/buena-vida/ser-zen/queres-cambiar-busca-lapiz-papel_0_SyBXI6acx.html

Comentarios